Las reglas de la Unión Europea (UE) para la energía renovable y el FSC

iStock.com / Fahroni
Upwards shot of glass building leading up to upwards shot of forest in spring
iStock.com / Fahroni
Agosto 15, 2022
Categoría : Noticias generales

El FSC ha compartido tres recomendaciones con la Comisión de la UE sobre el proceso de revisión de la REDII y, en particular, sobre cómo garantizar que la biomasa leñosa se obtenga de acuerdo con los límites de sostenibilidad.

 

Contexto y metas de la Iniciativa de la UE

El sector energético es responsable de más del 75 % de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la UE. La energía renovable desempeña un papel fundamental en el combate al cambio climático mediante la reducción de la dependencia de la UE en los combustibles fósiles importados.

Conforme al Pacto Verde Europeo, la Comisión de la UE se ha comprometido a reducir los GEI en por lo menos un 55 % para 2030 y, en definitiva, convertirse en climáticamente neutro para 2050. En este marco, la Comisión de la UE ha propuesto revisar la Directiva sobre Fuentes de Energía Renovables (REDII) para armonizarla con la ambición climática incrementada de la UE.

La Directiva sobre fuentes de energía renovables de la UE

La Directiva sobre fuentes de energía renovables es el marco legal para el desarrollo de energía renovable en toda la UE. La primera Directiva sobre fuentes de energía renovables (RED, por sus siglas en inglés) entró en vigor en 2009 y estableció una meta de 20 % de renovables en la mezcla de energías de la UE para 2020. En 2018, la restructuración de la Directiva sobre Fuentes de Energía Renovables (REDII, por sus siglas en inglés) entró en vigor y estableció un nuevo objetivo vinculante de 32 % de renovables en la mezcla de energías de la UE para 2030, el cual probablemente tendrá un incremento adicional.

Los criterios de sostenibilidad de la REDII y la función de los esquemas voluntarios

La REDII define una serie de criterios de sostenibilidad y emisiones de GEI que los operadores deben acatar para poder formar parte de la cuenta de la meta del 32 % general y ser elegibles para recibir apoyo financiero de las autoridades públicas. Algunos de estos criterios son los mismos que en la RED original, mientras que otros son nuevos o han sido reformulados.

Los esquemas de certificación voluntarios y nacionales de países de la UE ayudan a los operadores a verificar que la energía producida a partir de biocombustible (biolíquido y/o biomasa) se produce y obtiene de manera sostenible. Al usar esquemas que tienen el reconocimiento de la Comisión Europea, los operadores pueden asegurar que su uso de biocombustible cumple con los criterios de sostenibilidad de la UE (artículo 29 REDII).

Varios esquemas, tales como el FSC, también consideran aspectos de sostenibilidad adicionales tales como suelos, aguas y criterios sociales. Aún cuando los esquemas se operen de manera privada, la Comisión Europea puede reconocerlos como una herramienta de implementación aceptada dentro de REDII. El FSC se encuentra actualmente evaluando y monitoreando las próximas reglas para el reconocimiento y sus repercusiones para el sistema FSC.

REDII y la biomasa leñosa para la producción de energía

La REDII introdujo criterios de sostenibilidad para materias primas silvícolas, así como criterios de GEI para combustibles de biomasa sólida y gaseosa. Esta elección desencadenó una fuerte respuesta de la sociedad civil y de los miembros de la academia subrayando que la bioenergía forestal no es amigable con el clima. En consecuencia, en la nueva Estrategia de Biodiversidad de la UE para 2030 la Comisión de la UE subrayó la necesidad de evaluar la oferta y la demanda de biomasa y las cuestiones de sostenibilidad relacionadas de esta cadena de valor.

En respuesta a esto, en 2021, el Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea, una entidad independiente que ofrece asesoría científica y apoyo a la política de la UE, publicó un informe titulado “The use of woody biomass for energy production in the EU” (El uso de la biomasa leñosa para la producción de energía en la UE). El informe destaca prácticas de manejo en las que todos ganan para el uso de biomasa leñosa en la producción de energía conforme a los límites de sostenibilidad. En ese contexto, los esquemas de certificación robustos se consideran una medida de mitigación necesaria.

El proceso de Revisión de la REDII y la posición del FSC

Como primer paso del proceso de revisión de la REDII de la UE, la Comisión de la UE publicó una  hoja de ruta  en agosto de 2020. A continuación se lanzó una consulta pública y en marzo de 2021 se publicó un breve resumen. El FSC participó en la iniciativa y compartió la retroalimentación, misma que aparece resumida a continuación.

El FSC considera que la bioenergía forestal debería producirse apegada a los límites de sostenibilidad, tal y como se establece en el informe del CCI, para apoyar las metas climáticas y energéticas de la UE. Para esto, el FSC recibe con beneplácito la propuesta dirigida a fortalecer los criterios de sostenibilidad para la biomasa forestal con el fin de armonizarlos con la nueva Estrategia de Biodiversidad de la UE.

Por otra parte, el FSC está totalmente a favor del principio del “uso en cascada de la madera” ya que la reutilización de desechos de madera para bioenergía ayuda a reducir la presión de la demanda sobre los bosques. Esto también se apega a la Estrategia Global 2021-2026 del FSC, la cual promueve el manejo forestal responsable en un sentido más holístico.

Nuestras recomendaciones sobre la propuesta de la Comisión de la UE se señalan a continuación, así como en el documento indicado al final de esta página. El FSC recomienda:

1. Reforzar los criterios de sostenibilidad de la REDII para la bioenergía de conformidad con la ambición climática del Pacto Verde de la UE.

2. Priorizar el principio de “uso en cascada de la madera” y eliminar paulatinamente los subsidios a la quema de cualquier biomasa leñosa primaria.

3. Alejarse del enfoque basado en el riesgo para pasar al enfoque precautorio con el fin de que la evaluación de riesgos pueda centrarse en la propiedad boscosa (en lugar de en el área de obtención mucho más amplia) y que siempre se exijan medidas de mitigación, tales como la certificación FSC.

Si hay más preguntas, contacten:

  • Para la posición general del FSC sobre REDII a Matteo Mascolo: m.mascolo@fsc.org, Responsable de Asuntos de la UE del FSC.
  • Para preguntas sobre comunicaciones de la UE a Ewa Hermanowicz: e.hermanowicz@fsc.org, Responsable de Comunicaciones del FSC, Europa y CEI

For further questions please contact:

  • For the overall FSC’s position on REDII, FSC’s EU Affairs Manager, Matteo Mascolo: m.mascolo@fsc.org
  • For questions concerning EU comms, FSC’s Communication Manager, Europe & CIS, Ewa Hermanowicz: e.hermanowicz@fsc.org

FSC’s Three Recommendations On The EU Commission Proposal On Revising The EU Renewable Energy Directive II

Los que elegiste Descargar todo