WWF y la Declaración de Vancouver

"Ayudará a que marcas y empresas tengan forma de comunicar."

FSC Vancouver Declaration WWF
FSC GD / Arturo Escobar

Habiendo anunciado recientemente la Declaración de Vancouver en nuestra Asamblea General del FSC de 2017, donde nos reunimos con varios delegados industriales de organizaciones que ya apoyan la iniciativa, quisimos aprovechar la oportunidad para conversar con algunos de ellos acerca de porqué se habían sumado y qué le dirían a alguien que estuviera considerándolo.

Hablamos con Julia Young, directora de la Red Mundial de Bosques y Comercio Forestal de WWF (GFTN, por sus siglas en inglés) en el Reino Unido, acerca de porqué piensa que las empresas respaldan la silvicultura responsable y la Declaración de Vancouver. 

¿Qué significa para usted la declaración?

La declaración es un compromiso que agradecen las grandes empresas, ya que está encaminado a señalar que respaldan al FSC como el esquema de certificación más creíble para cumplir sus metas de sostenibilidad para silvicultores. Se trata de señalar que quieren ver estándares robustos, quieren transparencia y están dispuestas a ser transparentes, lo cual es un verdadero avance.

WWF agradece esta iniciativa. ¿Por qué es importante esta iniciativa para la organización?

Nosotros ya alentamos activamente a la gente a que busque la certificación FSC cuando compra productos, para que sepa que está comprando algo que proviene de un bosque que está bien manejado para el futuro. Éste es el siguiente paso para seguir adelante con el compromiso.

Naturalmente que queremos ver declaraciones públicas en las que una empresa esté expresando su intención de dar seguimiento a la agenda de sostenibilidad, ante la que debe rendir cuentas. Se trata de garantizar los bosques para el futuro. También esperamos que a futuro haya mejoras adicionales en términos de los resultados ambientales y sociales.

¿Qué le diría usted a aquellos que están pensando en respaldar la Declaración de Vancouver?

La declaración y el respaldo que está recibiendo son una verdadera señal de que estas cuestiones sobre cadenas de suministro, trazabilidad y sostenibilidad llegaron para quedarse. Lo que más conviene a las empresas es aceptar respaldarla y responder a esta presión.

La Declaración de Vancouver ayudará a que marcas y empresas tengan forma de comunicar y dar seguimiento a la credibilidad que requieren en esta área, mostrando que la empresa ha invertido en sostenibilidad y tiene la intención de cumplir su promesa.