Realizadas por aliados comerciales en Brasil y Perú, en el caso de tres cadenas de suministro de madera. Las cadenas verificadas están relacionadas con las siguientes especies de madera de la región amazónica: Cumarú (Dipterix odorata), Jatobá (Hymenaea courbaril), e Ipé (Handroanthus spp.). Las entidades de certificación acreditadas por el ASI recolectarán todos los datos de esta verificación de transacciones de los titulares de certificados FSC hasta el 28 de agosto.

La verificación de transacciones es el proceso de comparación y combinación de todas las transacciones relacionadas con un tipo de producto, región o grupo específico, a lo largo de un periodo de tiempo determinado. Es una herramienta para mantener y proteger la integridad del FSC. La verificación de transacciones se aplica en los casos en los que se han identificado riesgos a través del sistema de auditoría FSC existente. Se puede solicitar a todos los titulares de certificados FSC que participen en una verificación de transacciones cuando se identifiquen dichos riesgos. Más de 1500 empresas de todo el mundo ya han participado en proyectos de verificación de transacciones desde el año 2018.

Tras una exitosa fase inicial, el FSC está ampliando el alcance de la verificación de transacciones para concentrarse en las cadenas de valor relacionadas con el carbón, los suelos de roble, la Pawlonia y el Eucalipto en Sudamérica, Asia y Europa. Ahora el FSC ha incluido en su alcance al Cumarú, Jatobá e Ipé, ya que se ha identificado que estas especies podrían suponer un riesgo para desequilibrios de volúmenes, transacciones inexactas y potenciales declaraciones falsas. El alcance de la verificación de transacciones incluirá datos del inventario forestal, visitas de campo en unidades de manejo forestal, lugares de producción para cubiertas y suelos de madera, así como compras y ventas en mercados finales de EEUU, Europa y Canadá.

El proceso de verificación de transacciones comienza cuando el ASI contacta con las entidades de certificación caso por caso y les solicita que recolecten datos relevantes sobre transacciones de sus clientes (titulares de certificados FSC). El ASI determinará los datos a proporcionar (tamaño de la muestra, tipos de producto, frecuencia, duración, etc.). Si una empresa es seleccionada para proporcionar datos para la verificación de transacciones, debe ofrecer la información dentro de unos plazos específicos. Los datos de transacciones recolectados por las entidades de certificación se compartirán con el ASI con el objetivo específico de emparejar transacciones y sólo se utilizarán con este fin. El ASI sigue estrictas medidas de seguridad de datos y cumple el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Una vez que el ASI haya finalizado la verificación de transacciones, todos los datos de los titulares de certificados se eliminarán. Cuando se identifiquen datos que no coinciden, las entidades de certificación harán un seguimiento con sus clientes para resolver cualquier problema, incluyendo la emisión de solicitudes de acciones correctivas, en caso necesario.

Las entidades de certificación enviarán una notificación a los correspondientes titulares de certificados FSC que estén entre sus clientes a finales de junio, antes de mandarles instrucciones adicionales sobre plazos y requisitos.