La verificación de operaciones es el proceso de comparar y comprobar que coincidan todas las operaciones relacionadas a un determinado tipo de producto, grupo o región en un momento dado. Se trata de una herramienta para mantener y proteger la integridad del FSC. La verificación de operaciones se aplica cuando se llegan a detectar riesgos a través del sistema de auditorías FSC vigente. A todos los titulares de certificados se les puede pedir que participen en la verificación de operaciones en los casos en que se identifiquen tales riesgos. Más de 1,000 empresas de todo el mundo ya han participado en proyectos de verificación de operaciones.

Se ha identificado que la pulpa de eucalipto (empleada para papel y productos para la higiene) de la Península Ibérica representa un riesgo en cuanto a volúmenes dispares, operaciones inexactas y, por lo tanto, posibles declaraciones falsas. El alcance de la verificación de operaciones incluye a unidades de manejo forestal, producción de pulpa, troncos comprados y vendidos de especies de eucalipto utilizados para pulpa y papel. No incluye ventas de pulpa y papel. Las entidades de certificación solicitarán todas las compras y ventas certificadas FSC agregadas entre socios comerciales de España y Portugal para el tercer y cuarto trimestres de 2018. Inicialmente, las entidades de certificación notificarán a los titulares de certificados pertinentes a principios de mayo y enviarán instrucciones más detalladas acerca de calendarios y requisitos.

El proceso de verificación de operaciones comienza cuando Assurance Services International (ASI) se acerca a las entidades de certificación, sobre una base de caso por caso, y les solicita que recopilen datos relevantes de operaciones sobre sus clientes (titulares de certificados FSC). ASI determinará los datos que habrán de entregarse (tamaño de la muestra, tipos de productos, frecuencia, duración, etc.). Cuando una empresa resulta elegida para presentar datos con fines de verificación de operaciones, la información debe entregarse a más tardar en fechas límite específicas. Los datos de operaciones que hayan sido recopilados por las entidades de certificación deberán compartirse con ASI con el objetivo específico de verificar que las operaciones coincidan. Los datos solamente se utilizarán para este fin y ASI se apega a estrictas medidas de seguridad y cumple con el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea. Una vez que ASI ha concluido la verificación de operaciones, todos los datos de los titulares de certificados se eliminan. En los casos en que se detecten discrepancias de datos, las entidades de certificación harán el seguimiento correspondiente con sus clientes para resolver cualquier problema, incluyendo la emisión de solicitudes de acción correctiva, de proceder.

El FSC sigue implementando su proceso de verificación de operaciones y está centrando la atención en las cadenas de suministro de pisos de encino, cumarú, paulonia y eucalipto en Sudamérica, Asia y Europa.

La fecha límite para la fase de recopilación de datos de este proyecto de verificación de operaciones es el 30 de junio de 2019.