El informe de WWF Compra responsable de productos forestales: el caso práctico de los minoristas hace referencia al FSC en varias ocasiones. Sus cuatro estudios de caso presentan los ejemplos de minoristas que decidieron utilizar materiales certificados por el FSC obtenidos de forma responsable: Bunnings, IKEA, Kingfisher y Migros.

Estas empresas ponen de manifiesto diferentes beneficios de la certificación FSC: para Migros, el mayor distribuidor general de Suiza, la certificación FSC "supone un valor añadido para la confianza general del cliente en la marca y en la empresa", mientra que Kingfisher hace referencia al "halo de confianza" que ofrece. Kingfisher, una empresa del Reino Unido de mejoras en el hogar, explica que "utiliza FSC como herramienta para ahorrar tiempo en auditorías internas, al tiempo que alcanza el mismo grado de confianza en el suministro".

Una sección del informe, "Convertir los desafíos en oportunidades", expone cómo algunas empresas han encontrado soluciones para superar los desafíos a los que se enfrenta la compra sostenible; por ejemplo la falta de productos disponibles y los costes de implementación y certificación. Respecto a la certificación FSC, la sección alude a cómo IKEA trabajó con WWF para ayudar a pequeños propietarios forestales de China a superar la barrera del coste y obtener la certificación FSC.

Más allá de las ventajas directas de la certificación FSC, las empresas encuestadas por el informe de WWF citaron una serie de beneficios globales derivados de la compra sostenible. Más del 80 por ciento señalaron impactos positivos sobre la gestión del riesgo y la reputación de marca; y más del 60 por ciento de los minoristas observó un impacto positivo en la satisfacción del cliente y la participación de los actores sociales. Más del 70 por ciento de los minoristas afirmaron que los compromisos de sostenibilidad tuvieron un impacto positivo en la participación de los empleados, lo que indica un aumento potencial de la satisfacción y la permanencia de los empleados.

Si bien la compra responsable en sí misma no tiene un impacto directo en las ventas, este estudio y otros han detectado que las ventas de productos certificados están aumentando. En una encuesta realizada a empresas minoristas de mejoras en el hogar de EE.UU., el 62 por ciento de los 132 participantes identificaron una mayor venta de productos forestales certificados durante los últimos cinco años.

Para Migros, cuyas ventas de productos certificados por el FSC aumentó un 12,5 por ciento durante el año pasado, este aumento de las ventas está motivado en su mayor parte por un mayor porcentaje de productos certificados dentro de su gama de productos, pero también señala una mayor preferencia de los consumidores por productos respetuosos con el medioambiente.

"Las empresas con verdaderas estrategias de compra de madera responsable, que estén basadas en compromisos claros y en la presentación de informes públicos, tienen la oportunidad de destacar entre las demás", señaló Alistair Monument, responsable de Prácticas Forestales de WWF.  "Esto es especialmente importante para los minoristas, que operan en espacios de cara al público muy competitivos en los que es fundamental mantener una ventaja competitiva y una reputación positiva".

El informe forma parte de una serie de informes elaborados por WWF para investigar y comprender los modelos de negocio del comercio y el manejo responsable de productos forestales. El 2015, el primer informe sobre el impacto económico de la certificación FSC en los administradores forestales ya expuso que los productores que operan en bosques tropicales y de pequeño o mediano tamaño, independientemente de dónde estén localizados geográficamente, pueden beneficiarse de forma significativa si obtienen la certificación FSC.

Es posible leer el resumen ejecutivo y el informe completo en línea.