El FSC entiende que las auditorías documentales no pueden sustituir totalmente a las auditorías en el lugar, pero consideramos que esta derogación está justificada en la presente situación: nuestra prioridad es proteger la salud del personal de las entidades de certificación y de los titulares de certificados, además de apoyar las medidas mundiales para minimizar la propagación del virus. Con el fin de mitigar la diferencia en intensidad de la auditoria y permitirnos monitorear la situación, estamos estableciendo requisitos adicionales a la elaboración de informes para las EC.

Con las flexibles opciones de auditoría, queremos asegurar a los titulares de certificados que no deben preocuparse por perder su estatus de certificación a causa de que los auditores o el personal no puedan llevar a cabo las auditorías en estos tiempos difíciles.

Información adicional se puede encontrar en la derogación FSC modificada (en inglés, FSC-DER-2020-001).

También se ha publicado una nueva derogación de requisitos de auditores (en inglés, FSC-DER-2020-004), incluyendo el reglamento concerniente a la competencia de auditores y a la calificación continua de auditores.

Ambas derogaciones están vigentes hasta el 31 de diciembre.