Plan de recuperación

The Vincent Wildlife Trust, una organización benéfica que trabaja en la conservación de mamíferos británicos e irlandeses, estuvo realizando investigaciones y estudios sobre las martas durante treinta años y determinó que era urgente adoptar medidas para prevenir la extinción completa de este animal. Así, en otoño de 2015, veinte martas fueron translocadas desde poblaciones fuertes de Escocia a una extensión más amplia de bosque certificado por el FSC en el centro de Gales. Al año siguiente, otras diecinueve fueron liberadas en la misma zona. Tras su liberación, todos los individuos han sido rastreados por radio y monitoreados.

Reproducción y hábitat

Las martas se reproducen lentamente: normalmente no se aparean hasta que tienen dos o tres años y solo tienen una camada al año, por lo general de una o dos crías. El hecho de que estos animales se reproduzcan durante el primer año que pasan en Gales demuestra que han encontrado los suficientes recursos para sobrevivir en los territorios en los cuales se han establecido recientemente.

Martas y ardillas grises

Esto también podría ser una buena noticia para la población en descenso de ardillas rojas nativas, una especie que ha sufrido la invasión de las ardillas grises. Los últimos estudios han revelado que las martas tienden a darse banquetes con las ardillas grises cuando estas están presentes. En algunas partes de Irlanda, donde las martas se están extendiendo, ha habido una disminución de ardillas grises y la ardilla roja nativa ha comenzado a recuperarse. Asimismo, se han reportado casos similares en Escocia.

El papel del manejo forestal responsable

Es probable que un bosque extenso y diverso, adecuado para las martas, beneficie a una amplia gama de especies diferentes y sea más resistente a condiciones ambientales inestables. Afortunadamente, en la actualidad, muchos planes de manejo forestal, incluidos los que cumplen los requisitos del FSC, tienen como objetivo aumentar la diversidad de las especies para promover la sostenibilidad de los ecosistemas forestales. Estas mejoras en el manejo forestal deberían ser beneficiosas para las martas en términos de hábitat, mayor disponibilidad de alimento y más lugares de reproducción.


Para más información, lea el artículo original publicado por la Dra. Jenny MacPherson, directora de The Vincent Wildlife Trust, en la revista Forest Matters de FSC UK (número de marzo de 2017).