La combinación de estos dos componentes vitales: la protección del personal y de los bosques y el deseo de respaldar las medidas globales para reducir la propagación del virus, ha significado que el FSC ha tenido que tomar decisiones difíciles rápidamente, sobre todo en relación con la auditoría de bosques certificados y cadenas de custodia, así como también abordar las restricciones en las cadenas de suministro.   

Como resultado, el FSC emitió varias derogaciones e interpretaciones relacionadas con la COVID-19. Hemos publicado estas derogaciones e interpretaciones en un solo tomo, junto con preguntas relacionadas formuladas frecuentemente. El documento está disponible aquí para su descarga.