La intervención del gobierno es esencial, pero además, las empresas certificadas por FSC y su personal pueden trabajar de manera conjunta en la prevención, la concienciación y la creación de capacidades, así como en la implementación de políticas en el lugar de trabajo que estén alineadas con las Normas Internacionales del Trabajo relevantes.

Se trata de un elemento importante, ya que muchas empresas se enfrentan a dificultades financieras, mientras que los trabajadores y las trabajadoras se ven obligados a ausentarse, ya sea por enfermedad, por confinamiento o por tener que asumir responsabilidades de cuidado de menores a tiempo completo. 

Los estándares de FSC exigen claramente que los derechos de los trabajadores sean defendidos y protegidos. Esto es de particular importancia en este momento. Las empresas y los gobiernos deben unirse para salvaguardar a los trabajadores más vulnerables y a las familias trabajadoras. Podemos ver que esto ya está sucediendo en muchos países y empresas.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) continúa liberando recursos a fin de que todas las empresas puedan diseñar sus propios enfoques internos de cara a la crisis. El documento de Preguntas Frecuentes de la OIT sobre la COVID-19 debe servir de referencia para los titulares de certificados que necesiten orientación. 

La Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (ICM), una organización miembro de FSC Internacional que representa los intereses de los sindicatos y de los trabajadores, ha propuesto una serie de acciones dirigidas a las empresas certificadas por FSC para proteger a los trabajadores y las trabajadoras en estos tiempos turbulentos. Dada la importancia de este asunto para los titulares de certificados FSC, FSC comparte estas recomendaciones de la ICM para que todos las tengas en cuenta y las utilicen en las situaciones en las que sean aplicables. 

Lea la carta de la ICM aquí.