En diciembre de 2020, el Parlamento Europeo y el Consejo alcanzaron un acuerdo final sobre El Plan Europeo de Recuperación de 700 mil millones de euros. Este paso prepara el camino hacia la implementación de una recuperación verde.

Como miembro de la Alianza Europea para una Recuperación Verde – la cual tiene, en la actualidad más de 300 signatarios, incluyendo ministros, presidentes ejecutivos, miembros del Parlamento Europeo, sindicatos, ONG y grupos de expertos – el FSC se enorgullece de celebrar esta victoria.

La Alianza Europea para una Recuperación Verde, encabezada por Pascal Canfin, miembro del Parlamento Europeo, ha luchado y logrado incluir los siguientes elementos clave en el acuerdo:

 

  • En el plan de recuperación que cada estado miembro presentará a la Comisión Europea, por lo menos el 37% del financiamiento debe dedicarse a la lucha contra el cambio climático.
  • Todos los planes de recuperación financiados por le Unión Europea (UE) tendrán que respetar el principio de “No hacer daño”. Esto garantiza que el 100% de los fondos no tendrán un impacto negativo en el clima y el medio ambiente.
  • Para impedir el greenwashing (ecoblanqueo), se ha creado una nueva metodología basada en la taxonomía para dar seguimiento al gasto relacionado con el clima. Esto garantiza que solo se tomarán en consideración las inversiones que sean verdaderamente favorables para la lucha contra el cambio climático.

Este pacto sin precedentes permitirá, en el ámbito europeo, movilizar alrededor de 250 mil millones de euros para la lucha contra el cambio climático entre ahora y 2024. Es la mayor sacudida verde jamás aplicada a nivel europeo.

Como guardián de los bosques, el FSC seguirá trabajando con instituciones de la UE para asegurar que las políticas de una silvicultura sostenible se incorporen a las políticas y legislaciones de la UE.