A raíz de las acusaciones de que algunas empresas podrían estar abasteciéndose de bosques sin certificación FSC y mezclando material no certificado en bolsas con etiqueta FSC.

A fin de garantizar la integridad de estas cadenas de suministro, el FSC y Accreditation Services International (ASI) han estado llevando a cabo una verificación obligatoria de las transacciones de todas las empresas con certificación FSC que comercializan o producen carbón vegetal.

Actualmente, ASI y FSC están analizando los resultados obtenidos a través de las empresas certificadas y se tomarán nuevas medidas si se corroboran las acusaciones de conducta indebida por parte de los comerciantes y productores de carbón vegetal, o si no se establecen las medidas de control adecuadas por estos.

 

Además de la verificación de las transacciones, el equipo del Proyecto de Integridad de la Cadena de Suministro del FSC ha estado efectuando una serie de análisis exhaustivos de fibras de muestras de carbón vegetal de Europa del Este con el Laboratorio de Productos Forestales del Servicio Forestal de los Estados Unidos. Adicionalmente algunas muestras han sido enviadas al Laboratorio Thuenen de Hamburgo (Alemania). Estas pruebas continuaran a lo largo de 2018 y 2019.

Los resultados iniciales indican que algunas bolsas de productos de carbón contenían especies tropicales o subtropicales.

Ahora, ASI está determinando si estas proceden de productores certificados por el FSC de regiones tropicales como Namibia, Mozambique o Paraguay, o de fuentes no certificadas. Por otra parte, se está confirmando si estas muestras pertenecen a familias subtropicales que pueden crecer en la región mediterránea de Europa.

No obstante, si se constata que estos productos contienen especies tropicales no certificadas por el FSC, nuestra organización aplicará estrictas medidas punitivas a estas empresas.

 

A raíz de la verificación de transacciones llevada a cabo en 2017 se rescindió o finalizó el contrato de un total de 21 empresas certificadas por el FSC tras demostrar que estas empresas no cumplían con las medidas de control establecidas en su cadena de suministro de la cadena de custodia FSC para evitar que el material no certificado se vendiera como certificado.

Esto significa que estas empresas ya no pueden comercializar productos con certificación FSC ni pueden hacer declaraciones de material certificado por el FSC.

Para garantizar de forma más sólida la integridad de la cadena de suministro de carbón del FSC, este ha reforzado la verificación de transacciones solicitando datos de volumen trimestrales a lo largo de 2018.

 

El estándar revisado de Cadena de Custodia del FSC (FSC-STD-40-004 V3-0) introdujo la verificación de las transacciones como un elemento sustancial para evitar que se incurra en fraude en las cadenas de suministro de alto riesgo, como la del carbón vegetal.

La intención de este criterio ha sido asegurar que el FSC investigue sistemáticamente los tipos de productos, especies y regiones de alto riesgo, y limite la cantidad de transacciones incorrectas.

La verificación de las transacciones exige a los titulares de certificados que informen sobre los volúmenes de ventas y compras realizadas por los socios comerciales a las entidades de certificación que los auditan según los estándares del FSC. Esta verificación permite comprobar de forma precisa que los volúmenes cuya compra se notifica por una empresa en concreto coinciden con los volúmenes vendidos por su proveedor.

Si estas cifras no coinciden, existe una alta probabilidad de que la empresa que presente este desajuste haya añadido productos que no cumplen con la certificación FSC a su producto declarado.

A través de ASI, el FSC va a realizar un seguimiento exhaustivo con las empresas certificadoras para asegurar que cualquier no-conformidad sea debidamente analizada.