El FSC – Canadá ha desarrollado una asociación con Wahkohtowin Development GP, una empresa de propiedad indígena que funge como la entidad instrumentadora para el desarrollo económico de las Naciones Originarias de Canadá. Las dos organizaciones acaban de recibir fondos del Ministerio Canadiense del Medioambiente y el Cambio Climático.
El financiamiento se utilizará para ayudar a implementar eficientemente los nuevos requisitos del FSC para apoyar los derechos de los Pueblos Indígenas.

“Los derechos de los Pueblos Indígenas de proteger su cultura y medios de vida deben respetarse en las decisiones que tienen un impacto en los bosques,” señaló el presidente del FSC Canadá, François Dufresne. “Este proyecto será muy útil para asegurar que las comunidades indígenas comprendan lo que significa la certificación FSC y, en última instancia, que ésta respalda sus derechos”.

El proyecto busca respaldar la participación de las comunidades indígenas en la certificación FSC, incluyendo la realización de pruebas a los indicadores de los Paisajes Culturales Indígenas (en inglés) con el fin de garantizar los derechos de los Pueblos Indígenas en los paisajes a los que ellos atribuyen valores sociales, culturales y económicos. El proyecto también respaldará las soluciones para los paisajes al identificar los altos valores de conservación desde la perspectiva indígena, por ejemplo, las especies en riesgo como el caribú de bosque.

“A través de esta asociación, hemos tenido la oportunidad de implementar soluciones de colaboración para abordar cuestiones forestales fundamentales que enfrentan los Pueblos Indígenas que dependen de los bosques y que se encuentran en áreas rurales y remotas y que siguen dependiendo grandemente de bosques saludables manejados sosteniblemente,” dice David Flood, Director General de Wahkohtowin Development GP.

Los estándares regionales de manejo forestal del FSC – Canadá se actualizaron en junio de 2019 para convertirse en un nuevo estándar nacional de manejo forestal después de cinco años de una rigurosa consulta con grupos de la industria, el medio ambiente, los actores del sector social y grupos indígenas. El nuevo estándar aborda las cuestiones más apremiantes que enfrentan los bosques canadienses hoy en día, entre las que están las del caribú del bosque, los derechos de los Pueblos Indígenas, los derechos de los trabajadores, incluyendo la equidad de género, el manejo y la conservación paisajes.