[Bonn, Alemania] 6 de abril de 2021 – El FSC está profundamente preocupado por la situación en Myanmar en vista de la crisis que está afectando la seguridad, los derechos y el bienestar de su población.

El FSC comprende la preocupación de GS Facket y no tolera actos de violencia o abusos a los derechos humanos en su sistema. En Myanmar no hay bosques certificados FSC, por lo que no puede darse un aprovechamiento de teca o de otras especies de árboles con la certificación FSC en el país. En cuanto a las empresas procesadores certificadas FSC en Myanmar, el FSC no tiene indicios de ningún involucramiento con el régimen o de incumplimiento de los requisitos de certificación.

Para la obtención de material no certificado FSC en las cadenas de suministro FSC, desde 2018, el FSC tiene en funcionamiento una evaluación nacional de riesgos para Myanmar, la cual ya determina que casi todas las 33 subcategorías son de riesgo elevado.. Esta evaluación de riesgos debe utilizarse al implementar los requisitos para obtener Madera Controlada FSC de Myanmar.

La protección de los derechos humanos y laborales es parte medular de nuestros principios y criterios, y es nuestro mandato permitir que todas las personas tengan las mismas condiciones para alcanzar plenamente sus derechos humanos y contribuir y beneficiarse del desarrollo económico, social, cultural y político. Así pues, exhortamos a GS Facket o a otros actores sociales a que se pongan en contacto con nosotros si tienen pruebas del involucramiento de titulares de certificados FSC en la crisis actual, para que nosotros podamos actuar como corresponde.

Esperamos que todas las partes y organizaciones interesadas dentro de Myanmar y en otros lados del mundo encuentren maneras de trabajar juntas para ser parte de una solución a esta crisis y al temor que la población de Myanmar está enfrentando.