cactus close up in chile with view over river

La intervención humana y los centros densamente poblados han deteriorado históricamente las zonas costeras secas de la parte central de Chile. Los bosques y tierras de matorrales se han visto diezmados por 200 años de conversión de tierras, tala, incautación de tierras, especies invasoras e incendios forestales. Afortunadamente, una zona dentro de este paisaje es la excepción a este contexto. Conformada por 4,272 hectáreas de bosque nativo y otro crecimiento de vegetación de sucesión, la zona está manejada por el productor vitivinícola Concha y Toro, quien ha luchado contra viento y marea por conservar los servicios críticos del ecosistema de sus bosques. Para coronar este logro, el productor obtuvo la certificación a través del Procedimiento FSC de Servicios del Ecosistema para esos impactos positivos.  

¿En qué consiste el Procedimiento de Servicios del Ecosistema? 

El Procedimiento de Servicios del Ecosistema del FSC consta de siete etapas. Cada etapa ayuda a los administradores forestales a mostrar los impactos positivos de sus prácticas forestales en los servicios del ecosistema. Una vez que una entidad de certificación independiente evalúa el proceso, cada impacto verificado resulta en una Declaración de Servicio del Ecosistema. Los administradores forestales y sus patrocinadores pueden entonces utilizar esta declaración con fines de promoción y comunicación. 

La certificación de Concha y Toro, aprobada en mayo de 2020, es el resultado de un largo proceso de estimación de los impactos de sus esfuerzos de conservación, tales como un inventario de flora y fauna, que les permitió enterarse de la riqueza biológica que albergaban en su tierras. Esta primera certificación verificó los impactos de su manejo forestal en las reservas de carbono, y también se tienen previstas verificaciones adicionales tales como conservación de la biodiversidad y de cuencas hidrográficas, con miras a consolidar sus esfuerzos por proteger las especies nativas, incluyendo dos clasificadas como especies vulnerables en la Lista Roja de la UICN: la rana chilena (Calyptocephalella gayi) y el gato huiña (Leopardus guigna), ambas amenazadas por la pérdida de hábitats y la caza.    

bright pink flowers in chile

Además de árboles, muchísimo más 

La filosofía de la conservación de Concha y Toro se remonta a 2004, cuando el administrador agrícola y uno de los dueños de la Viña Concha y Toro, Andrés Larrían, se dio cuenta a través de la observación en los campos que la proximidad de los bosques aumentaba la salud a largo plazo de los viñedos y la disponibilidad de agua, mejorando la protección del valle. Además, el mosaico de bosques y viñedos embellecía el paisaje dominado por monocultivos y beneficiaba a las comunidades vecinas.   

Este descubrimiento motivó a la empresa a invertir en la conservación de los bosques nativos que formaban parte de sus propiedades. Después de una alianza con la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la evaluación de expertos, Concha y Toro se dio cuenta de la necesidad de crear una estrategia a largo plazo para manejar estos bosques nativos de una forma apropiada. Esto los condujo a considerar la certificación de sus servicios de ecosistemas con el FSC, para aprovechar recursos con el fin de invertir en sus objetivos de conservación. 

Resultados 

Con directrices claras, Concha y Toro identificó esferas prioritarias para maximizar los beneficios ecológicos y las sinergias entre bosques y viñedos.  Esto condujo a la restauración de mil hectáreas en 10 años y al mantenimiento / mejora de otras 3,272 hectáreas. Las tierras totales protegidas hoy en día alcanzan las 4,272 hectáreas en la región central de Chile. 

A través del Procedimiento de Servicios del Ecosistema, los indicadores de carbono se consideraron como la forma más directa y concreta de medir este desarrollo. El proceso de verificación concluyó que, desde 2013, las reservas de carbono forestal aumentaron en 21.072,8 tCO2 en tierras de matorrales (1,282 hectáreas) y en 23.738,4 tCO2 en bosques nativos (2,638 hectáreas), conduciendo a un total de reservas de carbono en 2019 de 290,535 tCO2 presentes en los bosques propiedad de la organización. 

flowers and meadow in chile forest

¿Cómo se benefició Concha y Toro del procedimiento de SE?  

El Procedimiento de Servicios del Ecosistema se convirtió en una marca importante en la trayectoria ambiental de 17 años de Concha y Toro. Como una herramienta confiable para comunicar los impactos y mostrar sus compromisos a actores interesados, socios y consumidores, la verificación les ayudó a convertirse en una Certified B Corporation – uno de los estándares sociales y ambientales más elevados, probando su firme compromiso con la naturaleza.   

Según Regina Massai, Directora Ejecutiva del FSC Chile: “Esto muestra el compromiso de una empresa que es sumamente activa en la preservación y restauración de los bosques de su propiedad, aunque no necesariamente los maneja con fines de aprovechamiento. El Procedimiento de Servicios del Ecosistema permite incluir y certificar a estos relevantes generadores de cambios. Hay muchos más por ahí para quienes estos empeños pueden servir de inspiración para seguir trayectos similares.”  

Concha y Toro prueba que la conservación de los bosques y la restauración de los paisajes pueden ir de la mano de la producción y que las soluciones basadas en la naturaleza pueden atender el bienestar económico a largo plazo y la longevidad de las empresas, así como de las comunidades que dependen de estos ecosistemas.  

Participa 

El FSC certifica sitios de servicios del ecosistema de todo el mundo. Recientemente, el FSC alcanzó su declaración de servicios del ecosistema número 70.  

Si eres un posible patrocinador o socio interesado en esta iniciativa, te pedimos que contactes a Regina Massai (FSC Chile): r.massai@cl.fsc.org, Valentina Lira (Gerente de Sustentabilidad – Concha y Toro): valentina.lira@conchaytoro.cl o que visites la página web de servicios del ecosistema para averiguar cómo puedes participar.