No obstante, en Rusia los PFI están disminuyendo: más de 1.5 millones de hectáreas se están perdiendo cada año debido a las actividades del ser humano, incluyendo la extracción de madera, los incendios forestales provocados por los humanos, la construcción de caminos y la minería. A este ritmo, estos bosques habrán desaparecido completamente de Rusia en una cuantas generaciones, ocasionando una perdida masiva de valores ambientales.

En respuesta a lo anterior, el Forest Stewardship Council (FSC), WWF Rusia, Greenpeace Rusia y siete empresas certificadas FSC unieron fuerzas con el gobierno local en una iniciativa para conceder a uno de los paisajes forestales intactos más significativos de la región, la protección gubernamental completa.

El 1º de octubre de 2019, el gobierno acordó crear la Reserva del Complejo Estatal Natural Dvinsko-Pinezhsky, la cual protege a más de 300,000 hectáreas de taiga intacta septentrional y preserva una gama característica de hábitats ininterrumpidos para importantes poblaciones de fauna silvestre terrestre.

Los bosques intactos regulan el clima

La reserva incluye una variedad singular de taiga intacta septentrional en Rusia, entre los ríos Dvina Septentrional y Pineaga. Estos bosques son extremadamente valiosos ya que no se han visto afectados por las actividades humanas y han permanecido en un estado natural durante miles de años.

“Los bosques intactos forman parte de una regulación climática natural del planeta al mantener los gases de efecto invernadero fuera de la atmósfera y son, al mismo tiempo, ricos en flora y fauna”, señala Kim Carstensen, Director General del FSC.”

El territorio está habitado por más de 60 especies de plantas y animales raros enumerados en el Libro Rojo de la Federación Rusa y el Libro Rojo de la región de Arkhangelsk (Arcángel).

A pesar del elevado valor natural de estas partes de la taiga silvestre, a la fecha no se les ha protegido oficialmente y se les ha arrendado a empresas madereras. Sin embargo, las empresas en el área que cuentan con la certificación FSC están obligadas a cumplir los estrictos requisitos de la responsabilidad ambiental. Deben involucrar a los actores sociales, incluyendo a organizaciones y científicos ambientales y proteger los valores ambientales en el área arrendada. Así pues, las empresas certificadas FSC de la región han asumido obligaciones ambientales adicionales, incluyendo una suspensión de extracción de madera dentro de los límites del área protegida que se acaba de establecer.

Dvinski

‘’Sin el FSC estos bosques habrían sido derribados”

Hoy en día, la certificación FSC es la única herramienta práctica en Rusia para proteger las áreas forestales intactas que no tienen el estatus de áreas protegidas. Un dialogo productivo entre organizaciones ambientales y empresas para preservar esta singular taiga septentrional solo fue posible debido a la certificación forestal voluntaria.

“Es obvio que sin el FSC estos bosques habrían sido derribados. La decisión de crear la reserva también es un paso evidente hacia la coordinación del mecanismo de manejo de áreas naturales particularmente valiosas dentro del marco de la certificación FSC en toda Rusia,” expresa Nikolay Shmatkov, Director de FSC Rusia.

“Todo esto se hizo tomando en cuenta el mejor interés de la comunidad local. Cuestiones menores como por ejemplo el permitir la pesca y la caza ponen de manifiesto que la protección del paisaje no representará una amenaza para la comunidad local y garantiza que sus miembros mantendrán y posiblemente generarán nuevos flujos de ingresos” nos señala Andrey Shegolev, Director del Programa Forestal de WWF-Rusia.

En agosto de 2019, el Titan Group of Companies, WWF-Rusia y el FSC-Rusia firmaron un convenio para ir más allá del logro de la Reserva Dvinsko-Pinezhsky. El nuevo convenio estaba relacionado con la conservación de paisajes forestales intactos en la totalidad del área arrendada del Titan Group of Companies en la región de Arkhangelsk. El Titan Group se convirtió en una de las primera empresas madereras de Rusia, la cual, junto con WWF-Rusia, llevó a cabo la zonificación y asignación de áreas de bosques intactos particularmente valiosas en el zona arrendada completa, las cuales ascienden a 5.7 millones de hectáreas.

Gracias al convenio, se tiene previsto que para 2028, alrededor del 30% de todas las áreas intactas en las zonas arrendadas de la empresa habrán recibido el estatus de protección por parte del gobierno de la región de Arkhangelsk. El Forest Stewardship Council continuará participando activamente en este proceso.

En Rusia, más de 47 millones de hectáreas de bosque están actualmente certificadas conforme al esquema FSC. Esto representa alrededor del 25% de todos los bosques arrendados con fines de extracción de madera. En términos de los bosques certificados FSC, Rusia ocupa el segundo lugar del mundo después de Canadá. Las empresas rusas certificadas FSC dentro del marco de acuerdos voluntarios conservan alrededor de 1 millón de hectáreas de paisajes forestales intactos y se han introducido medidas de conservación que afectan a 8.5 millones de hectáreas de bosques con un alto valor de conservación. Gracias al FSC, la creación de varias áreas protegidas ya ha dado inicio, incluyendo el Parque Nacional Onega Pomorie y la Reserva Natural de Uftyugo-Ileshsky.