Clareo

FSC es consciente y comprende la preocupación pública que puede causar la destrucción de los bosques y la sensibilidad en torno a prácticas forestales clave como la tala de clareo
FSC clear cuts

La tala de clareo es una práctica forestal común al tipo de bosques que se encuentran en el bioma del bosque boreal (Alaska, Canadá, Rusia y los países escandinavos).   

Como punto de partida, es importante subrayar que el Principio 9 de los Principios y Criterios de FSC exige específicamente que las empresas mantengan o mejoren los altos valores de conservación (AVC) presentes en una unidad de manejo específica. Este principio, piedra angular del sistema de certificación FSC, se aplica también a los bosques en los que se practican talas de clareo.  

En los estándares  

Los estándares nacionales FSC de algunos países incluyen directrices específicas, incluidas dentro de criterios sólidos, para minimizar su impacto medioambiental.  

El estándar nacional FSC para Suecia, por ejemplo, incluye directrices específicas para minimizar el impacto medioambiental de la tala de clareo. Entre las prácticas clave que deben seguir los administradores forestales al aplicar la tala de clareo se encuentran las siguientes:  

  • Reforestación de todos los terrenos forestales tras la tala de regeneración, a menos que los acuerdos de conservación de la naturaleza o las decisiones de las autoridades establezcan lo contrario. Además, solo deben aplicar métodos que den lugar a una reforestación fiable y rápida de acuerdo con la Ley Forestal sueca.  
     
  • Conservar árboles individuales o grupos de árboles durante el aprovechamiento, al tiempo que se establece un objetivo de retención (por ejemplo: conseguir diez árboles eternos (árboles que no se aprovechan) por hectárea durante la siguiente generación forestal).  
     
  • Eximir del manejo al menos el 5% de sus terrenos forestales productivos, además de los árboles que se dejan como forma de consideración hacia la naturaleza, durante el clareo.  

Se exige a los administradores forestales la reforestación de todos los terrenos forestales tras la tala de regeneración, a menos que los acuerdos de conservación de la naturaleza o las decisiones de las autoridades establezcan lo contrario. Además, solo deben aplicar métodos que den lugar a una reforestación fiable y rápida de acuerdo con la Ley Forestal sueca.  

La Ley Forestal sueca también establece que los árboles individuales o los grupos de árboles deben conservarse durante el aprovechamiento. Se da prioridad a los árboles de valor natural o cultural. Tanto FSC como la Ley Forestal sueca exigen la retención de árboles durante el aprovechamiento, pero solo FSC establece un objetivo de retención: conseguir diez árboles eternos (árboles que no se aprovechan) por hectárea durante la siguiente generación forestal. Asimismo, FSC exige que se conserven todos los árboles con valor de biodiversidad. Estos pueden incluirse entre los diez árboles eternos.  

  

Con las actuales tendencias de consumo, los productos derivados de los bosques (como la madera para la construcción y el papel) o los productos acabados, como los muebles, tienen una demanda cada vez mayor. Es necesario el manejo sostenible del potencial de los bosques para garantizar no solo la fabricación de productos viables y éticos, sino también una importante fuente de retención de carbono para ayudar a combatir el cambio climático. El manejo forestal responsable, incluida la tala de clareo controlada de ciertos bosques boreales, tal y como se recoge en los estándares FSC, es necesario para garantizar un planeta más sostenible.